#THOSFans: la unión hace la fuerza (aunque no ganemos)

El 14 de febrero de 2018, The Hall Of Stars (THoS), iniciativa dedicada a promocionar y apoyar la labor de los fans y fandoms en su labor de promoción de aquellas personas, grupos o iniciativas a los que siguen, anunciaba la celebración de los “The Hall Of Stars Awards 2018 (THOS Awards)“, que tendrían lugar el 30 de abril en al Teatro La Latina de Madrid. Una fiesta por y para fans. destinada al apoyo de artistas nacionales e internacionales, de sus fandoms y, en esta ocasión, centrada en visibilizar uno de los problemas que más afectan actualmente a las redes de mensajería y redes sociales: el ciberbullying.

La mecánica de los premios era aparentemente sencilla: además de una serie de categoría predefinidas, orientas a aspectos como mejor grupo pop nacional, videoclip y otras categorías similares, existiría un premio al mejor fandom. Este último premio necesitaba de la colaboración de todos los fans, que deberían demostrar hasta que punto apoyaban a sus artistas favoritos, pasando inicialmente por una fase de selección de 5 nominados, a través de votaciones emitidas vía Twitter mediante etiquetas especiales. en esta primera etapa, para la selección de los 5 nominados, los Cepedistas votamos con la etiqueta #THOSFansCepeda.

Las primeras votaciones se cerraron el 24 de febrero y el día 25, se anunciaron los nominados finales. ¡Los Cepedistas lo habían conseguido! Cepeda se colaba entre los nominados junto a otros artistas como la banda internacional de K-Pop “BTS”, Chenoa o sus compañeros de Operación Triunfo 2017 Agoney y Alfred.

Cabe destacar que, de entre los nominado, Cepeda tuvo un detalle con todos sus fans enviando un audio a THoS agradeciendo el esfuerzo realizado por todos los fans.

Comienza la verdadera votación

Con la nominación del 25 de febrero, comenzaba el verdadero periplo de votaciones para hacer al fandom Cepedista el vencedor en la categoría, algo sumamente complejo teniendo en cuenta que nunca hay fandom pequeño y que, en el caso de uno de los nominados, se trataba de un grupo internacional con gran seguimiento.

La forma de votación mantenía una mecánica similar a la de las nominaciones, centrándose en la utilización de una etiqueta en Twitter, con la particularidad de que, en este caso, la etiqueta variaba de día en día y sólo contaban los votos emitidos en ese día con esa etiqueta.

Se presentaban más de dos meses de votaciones para decidir al fandom ganador, aunque, en medio, se desarrollaron varias polémicas. El 28 de febrero, 3 días después de anunciar las nominaciones, el premio al mejor fandom se dividió en voto internacional y voto nacional, para igualar las oportunidades de cada artista, no pudiendo resultar ganador el mismo nominado. Esto generó controversia en algunos fandoms y, finalmente, se eliminó esta última limitación. Del mismo modo, el fandom Cepedista también tuvo su momento de tensión cuando se anunció que el videoblogger Malbert formaría parte del jurado de la gala, algo que molestó al fandom al ser el mismo un hater reconocido de Cepeda y que desvirtuaba ese mensaje en contra del ciberacoso que llevaba por bandera la gala, algo que se solucionó cuando el nombre desapareció del cartel.

Lo cierto es que el proceso de votación se convirtió en una costumbre entre los Cepedistas: cuentas de votos, hilos específicos de imágenes y vídeos… cualquier excusa era buena para utilizar la etiqueta. También tuvo sombras, ya que muchas cuentas fueron reportadas como spam y la votación creó un tedio que hizo que parte del fandom se negase o, incluso, silenciase la etiqueta.

Nuestra pequeña aportación, si nos leen desde The Hall of Stars. En futuras ediciones, nuestro consejo es crear las categorías de fandom nacional e internacional, no por procedencia de votos si no por “categoría” del artista. De este modo se evitan desalineaciones de fandoms. Del mismo modo, el periodo de votación debería ser de apenas 2 semanas, si se mantiene el voto por Twitter, para evitar el cansancio entre los fans.

Y llegó la gala

La Gala de entrega de premios de los THOS Awards 2018 tuvo lugar el 30 de abril en el Teatro La Latina, en Madrid. Dedicada a concienciar a la sociedad sobre los peligros del ciberbullying y promover hábitos de comportamiento sano en las redes, su mensaje encajó a la perfección con los fandoms participantes.

Sin entrar a narrar el desarrollo completo de la gala, comentar que, si bien se agradece el esfuerzo y dedicación para que todo saliese bien, la misma adoleció también de varios fallos de planificación: un photocall accidentando por el que no pasaron todos los fans VIP, algo que había anunciado en días anteriores;  unas entregas de premios que quedaban deslucidas por un ritmo extraño; o un directo por Periscope que nunca acabó de ir del todo bien para que los fans pudiesen seguirlo desde casa. Del mismo modo, la ausencia de rostros anunciados o, en el caso de los #THOSFans, de cualquiera de los nominados, deslució también este acto central [En el caso de Agoney y Cepeda tenían compromisas en el Ron Barceló Desalia 2018 mientras que Alfred estaba de descanso previo a su partida hacia Lisboa].  Así a todo, se agradece el esfuerzo de The Hall of Stars y seguro que en futuras ediciones se corrigen los mismo.

Pero volvamos a los premios en sí. Y es que tras más de dos horas de gala, llegó el momento de conocer los dos premios al mejor fandom, según el voto internacional y el nacional. Y, sin sorpresas, el fandom vencedor en ambas categorías fué el del grupo “BTS”. Los Cepedistas habían luchado hasta el final pero, en esta ocasión, había resultado imposible traerse el premio.

De todos modos, entre el público se encontraban dos representares del fandom, Ali y Montse, que, tras la gala, compartieron con todos el discurso de agradecimiento del premio que hubiesen pronunciado de haber resultado ganador Cepeda.

Y tras prublicarlo en Twitter, el propio Cepeda contestó al mismo para expresar su gratitud a todos los fans por su esfuerzo en las votaciones.

Aunque aún había más porque, no contentas con eso, y ya aventurando la posibilidad de no resultar ganadores, habían creado su propio trofeo para entregárselo a Cepeda de parte de tosos sus fans, o su “Tropiña“, como nos ha definido en alguna ocasión.

El resumen de la experiencia es que somos muchos, estamos unidos (algunas veces más que otras) y, sobre todo, que a todos nos conecta el cariño hacia Cepeda y las ganas de acompañarlo en su viaje por la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *